Archivo de la categoría: Análisis

Artículos que analizan sucesos de actualidad relacionados con la seguridad.

Delitos contra la infancia ¿Están nuestros hijos seguros?

Secuestros de menores y otros delitos contra la infancia. Prevenir sin alarmismos.

Secuestros de menores y otros delitos contra la infancia. Prevenir sin alarmismos.

Llevamos ya algunos meses alarmados con el presunto depredador sexual de Ciudad Lineal, en Madrid, y los abusos cometidos sobre varias niñas, secuestradas por este criminal cuando jugaban en parques públicos. Los hechos son escalofriantes por lo que tienen de comportamiento psicopático. El abusador, al parecer, secuestra a las niñas, las traslada a algún lugar, donde, una vez drogadas, abusa de ellas y posteriormente lava sus cuerpos concienzudamente para eliminar los vestigios que puedan incriminarle. Ya digo, una conducta espeluznante que tiene alarmado a todo el país.

La semana pasada se produjo la denuncia de los padres de otra menor de nueve años, pero esta vez en el pueblo de Berrobi, en Guipúzcoa, cuando, según la niña, dos individuos trataron de introducirla en una furgoneta, escapando ella tras morder a uno de ellos. Como la niña ha aportado datos significativos que hacen difícil pensar en una invención infantil, la Ertzaintza investiga los hechos dándoles una cierta credibilidad. Hoy, por otra parte, me he desayunado con la noticia de que los vecinos de Ciudad Lineal por poco linchan a un empleado de una empresa de seguridad que pensaba instalar cámaras en un inmueble y que se encontraba en la zona haciendo fotografías de los emplazamientos posibles. Lo ha tenido que salvar la policía. Yo creo que la cosa se está desmandando en lo tocante a la alarma social y me gustaría utilizar este post para intentar poner un poco de cordura en todo ello.

Vamos a ver, depredadores sexuales y abusadores de la infancia los ha habido siempre, lo que no nos tranquiliza en absoluto, pero ahí está el dato. No debemos caer en el alarmismo de considerar que no se puede salir de casa con niños pequeños. Basta con que cuidemos de ellos, con que no los perdamos de vista en sus zonas de juego y estemos pendientes de con quien se relacionan. Lo normal, vamos. No es ni dejar a tu hijo suelto por la calle todo el día, ni tenerlo encerrado hasta que atrapen al sujeto, porque habrá más.

Otra cosa importante es acotar la zona de juegos del niño, decirle dónde debe estar y dónde no. Y si quiere salir de dicha zona, que nos pida permiso. Más consejos. Si el niño le dice que no quiere estar con algún adulto, o detecta que alguien se le acerca o intenta trabar conversación o relación con él, investigue, no le reste importancia al hecho hasta estar seguro. Y finalmente, debemos hacer pedagogía preventiva, no ocultar el mundo a nuestros menores. Deben saber que hay gente que puede hacerles daño y que deben aprender a apartarse y defenderse de ellos. Les tenemos que enseñar a pedir ayuda, a no dejarse engatusar con golosinas o similares, a marcar un número de emergencias, a memorizar el número de sus padres y sus datos básicos.

Como puede verse, son medidas muy sencillas que valen para evitar una gran cantidad de riesgos contra la infancia. Aplicándolas ellos estarán más seguros y nosotros también. Pensemos con la cabeza fría y tengamos cuidado, pero no traumaticemos a los niños con cuentos del sacamantecas, hay que decirles la verdad, las cosas como son y veremos que lo entienden perfectamente.

Por otro lado, el tener la cabeza fría supone también el que, ante cualquier sospecha, demos parte a quien se debe, o sea, a la policía, antes de liarnos a palos con el primero que nos parezca sospechoso. Mientras tanto, sigue la persecución en Madrid. Buena caza.

P.D.: El lunes día 15, se emitió por ETB2 un programa en el que analizamos esta temática y dimos algunos consejos. Para verlo, haga click en el siguiente enlace (: Secuestros de menores (Ver minuto 1h.10`)

Anuncios

El sindicato ErNE y la Seguridad Privada. No vale todo.

1 erneEl sindicato de la Ertzaintza ErNE, asistía los días 29 y 30 de abril a la reunión de EUROCOP, organización que según su página web aglutina a medio millón de policías en veintisiete países europeos, y que se celebraba en Vilnius, capital de Lituania. Allí cargaba contra la nueva Ley de Seguridad Privada con razón, a mi juicio, en algunos aspectos pero con la evidente falta de respeto que muchas veces caracteriza a las fuerzas de seguridad públicas en relación con los compañeros de la Seguridad Privada expresión que, se habrán fijado, siempre escribo con mayúsculas en quijotesca y literaria aunque inútil señal de reconocimiento.

Digo esto por lo siguiente: Es lógico y me parece bien que este sindicato arremeta contra los recortes en lo público, entre ellos en la seguridad que, como se sabe, es un derecho fundamental de los ciudadanos y pilar básico de la convivencia democrática. Esto está muy bien, repito. Lo que no se puede hacer es basar la argumentación en mentiras, no equivocaciones, mentiras descaradas que, contadas en Europa donde acaso no hayan estudiado aún en profundidad nuestros cientos de leyes y reglamentos, puede que cuelen y proyecten una imagen tan nefasta como equivocada. Incluso para el que las dice.

Hablaron los representantes sindicales allí de que la nueva Ley “concede a los vigilantes de seguridad la capacidad de detención”. Dice también Juanjo Llaguno, su representante, a los otros sindicalistas europeos que esto es cosa muy mala porque descarga en trabajadores que no han superado oposiciones ni tienen la misma formación que los funcionarios públicos una atribución que, si se ejerce de modo incorrecto, puede vulnerar los derechos fundamentales. De ahí, en un quiebro insólito, deduce que a partir de esta Ley en España solo van a poder tener seguridad los que puedan pagársela. Y, en el colmo de lo vergonzante, llama a los vigilantes “guardas jurados disfrazados de policías”.

No hay palabras para describir la mezquindad de quien, partiendo de una causa justa, la defensa de lo público, carga contra un colectivo al que deberían mirar con la admiración que merece quien trabaja sin medios, por la mitad del sueldo que ese señor, realizando muchísimas más horas anuales y sin disponer de prácticamente ninguna estabilidad laboral. Y encima vilipendiados. Además de puta, la cama.

Señor Llaguno, la ley de Seguridad Privada será una mierda o no, eso no lo sabemos al menos por usted, ya que no realiza ningún análisis serio de sus pros y contras. Pero, desde luego, no atribuye ni deja de atribuir a nadie la capacidad de detención; esa la tienen, como seguro que sabe, todos los ciudadanos en casos de delitos flagrantes. Apréndase, antes de hablar, que no existen los guardas jurados, que desde hace más de veinte años su denominación es la de Vigilante de Seguridad. Tenga, ya que va a hablar a Europa con el dinero con que los trabajadores sostienen a los sindicatos, entre ellos los Vigilantes de Seguridad, un poco, solo un poco de decencia y algo más de solidaridad. En caso contrario, a usted menos sindicalista podrá llamársele cualquier cosa. Y otra cosa, ¿habla de superación de oposiciones? ¿quiere que hablemos usted y yo de cómo han superado históricamente las oposiciones muchos ertzainas? A otro perro con ese hueso que, dicho en castizo, yo ya tengo espolones hasta en la entrepierna.

 

 

Desarmes, verificaciones y otras cosas de moda.

Era el desarme de ETA. No pude resistirme a ir y hacer la foto.

Era el desarme de ETA, no pude resistirme a ir y hacer la foto.

He esperado adrede porque me imaginaba lo que iba a pasar. Hace dos semanas largas que aparecieron por el Hotel Carlton de Bilbao los verificadores con la famosa acta de entrega-que-no-es-entrega de armas de ETA y la gente ya ni se acuerda. En este país, el vasco, el español o los dos juntos, cada uno que elija la fórmula que guste, ya estamos hechos a las voces como los gorriones, que dicen en mi pueblo.

Tal es el fracaso social de ETA últimamente que sus gestos no sirven más que para cachondeo de los de Vaya Semanita, tertulias televisivas y mareo de la perdiz. Yo creo que, si fuera de ETA, hubiera intentando hacer las cosas de otra forma que pareciera más seria. Entre dimes y diretes, teatrillos y tops manta de armas, lo que si es cierto es que hay que alegrarse de que estemos en este punto, ya que no muere gente ni se ponen bombas.

Me convocaron de la televisión vasca para dar mi opinión técnica sobre el asunto, en concreto de los informativos y del programa Sin Ir Más Lejos, lugares habituales de mis colaboraciones televisivas. En los dos casos me pronuncié solo técnicamente y expuse que no se podía considerar un desarme la exposición de cuatro armas en una mesa, las cuales nadie comprueba y hay que fiarse de un papel que traen escrito los etarras, limitándose los verificadores a firmarlo. Encima, las armas además se vuelven por donde han venido en manos de los etarras. Causó cierto estupor que yo dijera en el debate que ni siquiera sabíamos si eran de verdad o réplicas de esas de bolitas, tanto que han hecho con mis declaraciones video aparte, privilegio que se reserva siempre a los que dan la campanada. Confieso que eran ganas de provocar y retorcer las cosas pero, acostumbrados a que nos engañen, quería dejar patente encima de la mesa la escasa fiabilidad de la iniciativa a ojos de cualquier verificador que fuera imparcial y estos, está claro, no lo son. Si lo fueran, hubieran examinado una por una las armas, las hubieran manipulado, ellos o algún experto, hubieran tomado muestras de los explosivos para su análisis y, solo después, hubieran firmado que reciben “lo que parece ser el explosivo tal y tal” o “un arma en correcto estado de funcionamiento marca tal, número de serie tal y calibre cual”. Ah, y se las hubieran entregado a la policía. Para eso pretenden ser los notarios del proceso y la verdad es que me cuesta creer que esta gente tan prestigiada no sepa hacer las cosas bien. Así, ¿qué gobierno va a confiar en ellos?

En fin, creo que es un gesto insuficiente, tanto como lo sería que el gobierno, a cambio, acercara a dos presos a un cuarto de hora menos de viaje para sus familiares. En los próximos días veremos qué pasa, si es que pasa algo. Si no, veremos llover. Yo, por mi parte, me ofrezco como verificador técnico de las armas, con las cuales tengo cierta soltura. Creo que quedaría bien en los vídeos, chas, chas, manipulando los cerrojos con mano experta, extrayendo cargadores con la cara seria y mirando a los verificadores con gesto de asentimiento. Como soy un tío sin prestigio ni caché, me conformaría con que me pagaran un pincho-pote y con la efímera fama que me daría el evento. Como nunca he sido famoso, no se qué haría con ella pero, tras sopesarlo, he pensado que lo mejor será poner un bar de copas, como los futbolistas, y así me aseguro la vejez.

 

Click sobre el enlace para ver la noticia:

http://www.eitb.tv/es/video/teleberri–mediodia/2062948208001/3237312451001/21-feb-14/

Vídeo: Duda sobre el arsenal de ETA mostrado | Sin ir más lejos | EITB Vídeoswww.eitb.comVídeo: Duda sobre el arsenal de ETA mostrado. César Charro, especialista en seguridad, duda sobre si las armas que mostró…

DE LA BUENA Y DE LA MALA FAMA. El caso Torrevieja.

Imagen

Aunque se ha conocido la semana pasada, parece ser que los hechos sucedieron el 30 de diciembre. El relato resumido sería, según distintos medios, el siguiente: Un matrimonio francés con dos menores se encuentra pasando unos días en Torrevieja y deciden ir a comprar a un supermercado. Al salir, se activa la alarma y los vigilantes revisan los bolsos sin encontrar nada. Como esto es así, deciden trasladarlos a un cuarto donde sin saberse muy bien cuál es el motivo que lo desencadena, son reducidos, esposados y golpeados los dos padres en presencia de los menores, uno de los cuales lo graba todo con su teléfono móvil. En las imágenes se ve claramente a un vigilante sujetando por el cuello al hombre y a otro golpeando con el puño a la mujer. Algunos de los golpes son posteriores a su esposamiento.

Repito, es lo que dice la prensa y lo que se ve en las imágenes. A partir de ahí, las redes sociales, calentitas, hierven de comentarios a favor y en contra, más en contra, claro de la actuación de los vigilantes. Quiero dar mi opinión e ilustrarla con algo de meollo legal. A algunos no gustará, otros acaso la acepten como lo que es, una opinión más. Pero yo creo que si de algo no soy sospechoso es de tirar contra el vigilante a la menor oportunidad. Quien me conoce sabe que más bien lo contrario.

El asunto, en este caso y pese a lo que dicen algunos, no depende del contexto. Haya pasado lo que haya pasado en torno a un presunto hurto, esas imágenes nunca debieron producirse. Nunca un vigilante uniformado debió agredir a una madre ante sus hijos. No se ven en las manos de ella ni armas ni una feroz resistencia física. No hay proporción.

Si se trataba de un hurto, de una falta de hurto, entonces no procede la privación de la capacidad ambulatoria de una persona al menos de esa forma que es trasladando a una familia con menores a un cuarto cerrado ausente, como se ve, de toda garantía de derechos. La ley es muy estricta con las garantías de los derechos fundamentales y más en el caso de menores. Meterse una cosa en la cabeza por favor: para un vigilante siempre es mejor que haya testigos de su actuación. Por otro lado, como argumentaba un juez sobre ello, la Ley en ningún sitio dice que un vigilante pueda realizar un cacheo aunque, esto lo digo yo, tampoco dice que no se pueda. Y recuerdo que el cacheo no es solo la palpación de una persona sino también el registro de los efectos que porta consigo. Mirar un bolso es, técnicamente para la Ley de Enjuiciamiento Criminal, un cacheo. En esa revisión, por lo visto, no se encuentra nada al matrimonio y, aún así, se decide el traslado al citado cuarto, ¿en base a qué?. Que la familia, franceses que a lo mejor desconocen el castellano y puede que ni siquiera entiendan muy bien lo que está pasando, una vez en el cuarto, no quieran quedarse allí y exijan irse, es absolutamente comprensible y están en su derecho, pues por una falta, como ya he dicho, no puede ser detenido nadie que tenga domicilio conocido y esté plenamente identificado. Otra cosa es que tuvieran que esperar la presencia policial, si la sospecha de los vigilantes es fundada. Y, finalmente, los golpes a la madre, que no sabemos a qué obedecen, parecen tener el único objetivo de doblegarla y que siga permaneciendo en el cuarto. Muy difíciles de justificar, en cualquier caso.

Yo creo que la intervención, y lo digo con dolor, es abusiva. Y creo que ese tipo de comportamientos son los que luego los detractores de esta profesión, en la que a veces uno se juega la vida por novecientos euros, aprovechan para hacer todas las declaraciones negativas que estamos viendo a diario. ¿Se acuerdan de las imágenes de los telediarios con vigilantes abofeteando a menores e indigentes en el metro de Madrid? Yo si. Hay cosas, como esta y como aquellas, que no dependen, como digo, del contexto porque la imagen, que vale más que mil palabras, canta. Si queremos ser profesionales y que nos consideren como tales, no se puede tapar todo. Hay que actuar bien y admitir cuando algo no es correcto.

Además, y aunque suene egoísta, una intervención de ese tipo es una desgracia para el que la lleva a cabo, además de para todo el colectivo. También para la empresa, que es la que nos da de comer aunque poco y mal, y para la buena fama del cliente, que es el que da de comer a la empresa. Basta imaginar las consecuencias laborales y penales que puede acarrear a esos dos vigilantes el incidente. Aquí me temo que se va a hablar de todo, no solo de las lesiones de los  progenitores, que no parecen muchas, se va a hablar del daño moral, de racismo, de que los hijos han sufrido daños psicológicos, de que la embajada francesa pide al Ministerio que  haga justicia … Malo. No podemos permitirnos el lujo de que nos pase esto y el día que hemos ido a trabajar volvamos a casa con la vida profesional hundida. Ni nosotros ni nuestras familias lo merecemos.

No conozco a esos dos vigilantes, no se si son buenas o malas personas, no los condeno tampoco porque no soy juez y porque todos podemos equivocarnos. Espero, además, que tengan una buena defensa jurídica porque la van a necesitar. Y, sobre todo, espero y confío en que sirvan de ejemplo de lo que no puede volver a pasar. Por el bien de todos.

LOS CAMBIOS DEL PP EN EL MODELO NACIONAL DE SEGURIDAD.

El nuevo año verá cambios radicales en el sistema público de seguridad

El nuevo año verá cambios radicales en el sistema público de seguridad

Acaso nadie se haya dado cuenta todavía, pero asistimos a un cambio integral y radical en el modelo nacional de seguridad. Últimamente recibo muchas consultas sobre tal y cual cuestión de la reforma de la Ley de Seguridad Privada, sobre si es cierto que las faltas van a desaparecer o no del Código Penal o sobre si las multas que se anuncian para la nueva Ley de Seguridad Ciudadana serán definitivas o el gobierno las moderará finalmente.

Para el 2014, presumiblemente, entrarán en vigor las tres reformas: Ley de Seguridad Privada, Código Penal y Ley de Seguridad Ciudadana. O sea, los tres puntales, de cualquier sistema de seguridad estatal. Casi nada.

Con la primera de ellas, se abre la posibilidad de que determinadas competencias, hasta ahora en manos de las fuerzas públicas de seguridad, pasen a poder ser desempeñadas por la seguridad privada como, por ejemplo, prestar servicios en espacios públicos, pudiendo los agentes privados realizar identificaciones y averiguaciones de personalidad con el fin de poner estos datos a disposición policial. El Código Penal, puede acabar prescindiendo de la tipología de las faltas, instaurando la prisión permanente revisable, una especie de cadena perpetua a la europea, con posibilidad de remisión entre los 25 y 35 años, instaurar la custodia de seguridad tras el cumplimiento de penas por determinados delitos,  y la posibilidad del reingreso inmediato en prisión si quien se halla en libertad condicional incumple las condiciones de la misma. Por último, la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana abunda en el tema de las cuantiosas infracciones económicas para escraches, insultos a la policía, vandalismo urbano, etc.

¿Creen que es casualidad? Yo no. La indignación en las calles es tal por lo barato que sale el crimen, por lo poco que cuesta el amedrentamiento de unos pocos a la mayoría y por la falta de civismo que en cuantía de millones de euros tenemos que abonar a escote todos los ciudadanos, que parecería que el gobierno del PP se ha visto obligado a tomar el toro por los cuernos. Todo hay que decirlo, los gobiernos de derechas hacen estas cosas con menos complejos que la izquierda, siempre timorata ante las posibles acusaciones de autoritarismo.

Como digo, estamos ante un rediseño integral de nuestro sistema de seguridad con un cierto deje privatizador. A unos gustará, a otros ya estamos viendo que no. A mi personalmente hay cosas que si, mucho, y otras que no, nada.

Desde luego, lo que no me gusta es que salga lo mismo matar a uno que a cien, que un chaval cuyo equipo de fútbol pierde el domingo la tome con las papeleras y contenedores que yo pago y que una ambulancia, un camión de bomberos, un coche de policía o una pareja de vigilantes sean recibidos a pedradas cuando van a cumplir con su misión en beneficio de la sociedad. A lo mejor las multas son exageradas, igual hay cosas que pueden suponer una merma en el derecho a la libertad de expresión, puede ser y habrá que mirarlo. Pero lo que no puede ser es lo otro.

Miren ustedes, quemar un cajero, insultar a un policía o atacar una ambulancia no son cosas que se hagan por equivocación, ahí existe un dolo, una intencionalidad evidente. Si quieres lo haces y si no, no. Depende exclusivamente de la voluntad de su autor. La pregunta no es si costará mucho o poco, el debate es si se quiere acabar con estas conductas o preferimos, como ahora, ir de guays y que los vándalos sigan campando a sus anchas por encima de toda una sociedad.

Hay quien dice que estas cosas solo pasan en España. Yo creo que no, que pasan en más países. Lo que solo debe pasar aquí es que cuatro gilipollas les saquen la cara y encima tengan asiento en el Congreso cobrando una millonada. Claro, así es fácil. Otra cosa sería si tuvieran una tienda de chucherías y les rompieran los cristales cada vez que pierde el Real Madrid.

GUÍA PRÁCTICA CONTRA LA VIOLENCIA DOMÉSTICA. Interesante documento para conservar.

1285619613_124494020_1-TRAMITAMOS-TODO-TIPO-DE-DOCUMENTOS-LEGALES-GESTORIA-CENTRO--1285619613En el marco del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, el Grupo de Expertos en esta materia, integrado por Magistrados y Magistradas nombrados por el Consejo General del Poder Judicial, ha elaborado esta Guía.

Con ello se pretende ofrecer a los profesionales que trabajan en este ámbito un instrumento útil para abordar las más recientes reformas de la Ley de Enjuiciamiento Criminal y del Código Penal.

Nota: Las informaciones recogidas en este blog suelen presentar contenidos de opinión. En esta ocasión, no obstante, he considerado adecuado hacer llegar a los lectores este documento que puede descargarse tanto el profesional (policías, escoltas, abogados, …) como cualquier interesado en conocer más sobre la legislación en materia de violencia doméstica.

Click para descargar el documento íntegro:  

Guía Práctica contra la Violencia Doméstica

 

NUEVAS MODALIDADES DELICTIVAS: MÁS SOBRE EL SECUESTRO VIRTUAL.

Entrevista informativos día 9/10/2013. ETB2

Entrevista informativos día 9/10/2013. ETB2

A raiz del secuestro virtual del grupo vasco Delorean en Méjico D.F., todas las alarmas se han disparado. Euskadi es una comunidad con una larga tradición de contactos empresariales y de negocios con Méjico y muchos ciudadanos vascos viajan habitualmente a aquel país por razones de trabajo. También exportamos allá muchos turistas. Por lo tanto, la preocupación es lógica.

En el anterior artículo ya expliqué en qué consistía esta modalidad delictiva que nosotros conocemos ahora por un caso puntual pero que allí lleva tiempo siendo una práctica bastante habitual. También adjunté el enlace a mi intervención telefónica en el programa televisivo SIN IR MÁS LEJOS, de ETB2, en el que se me entrevistaba sobre el particular. Esto fue el martes, día 8, cuando se supo que el grupo musical había sido secuestrado y ya teníamos noticias de su feliz liberación.

El día siguiente fue frenético para mi. La redacción de los informativos de la misma cadena, así como otros medios de prensa escrita, acudieron a nuestras oficinas para recabar más información y grabar una nueva intervención, en la que nos solicitaron consejos para no caer en las redes de este tipo de delincuencia, información que fue difundida en los noticiarios de las 14, las 15 y las 21 horas. Por la tarde, volví a ser invitado a SIN IR MÁS LEJOS, esta vez ya de cuerpo presente, donde se volvió a tratar el tema, conociéndose ya  información más detallada sobre las circunstancias del secuestro del grupo vasco. En el programa intervino, en un testimonio impactante, el padre de uno de los músicos, aún presa del terror por la experiencia vivida, así como el máximo responsable de la Ertzaintza, cuerpo policial que, junto al Cuerpo Nacional de Policía en colaboración con la INTERPOL tuvieron parte activa en la resolución del secuestro. Sin embargo, quizás lo más destacable, al menos para un servidor, fue el colapso de la centralita por llamadas de padres de jóvenes que se hallan en Méjico con programas de estudios de postgrado, haciendo prácticas en empresas o, simplemente, de vacaciones. La preocupación rayaba, a esas alturas del programa, la paranoia. Para frenar en lo posible la psicosis creada y, sobre todo, para poner un punto de objetividad en este tema, es por lo que a continuación explicaré qué es el secuestro virtual y cómo afrontarlo. No pretendo sentar cátedra sobre el tema, cada cual puede hacer lo que quiera. Tomen mis consejos como los de un amigo, un amigo que se ha movido y se mueve por aquellas tierras y por otros países del cono sur americano y que sabe un poco de lo que habla. Y luego, repito, hagan lo que les parezca.

– Qué es un secuestro virtual: 

El secuestro virtual es un juego mental, un macabro juego. Esto es lo principal. Consiste en hacer creer a la víctima que está siendo secuestrada, que corre un peligro inminente de muerte si no obedece las instrucciones que se le dan a través del teléfono. Es un juego de sugestión. Tan es así que el contacto físico o visual con los secuestradores no suele existir o, si existe, es puntual, el justo para que la víctima tenga una referencia física, luego desaparecerá. Es curioso saber que el “secuestrador” con el que estás hablando muchas veces está en la cárcel. Sí, como lo leen. Es un preso que ha conseguido un móvil y, en colaboración con compinches en el exterior, tiene todo el tiempo del mundo para hacer llamadas y llamadas hasta que alguien muerda el anzuelo.

La idea es tener a la víctima el máximo tiempo posible al teléfono para que nadie pueda comunicarse con ella. O hacer que lo destruya o lo entregue. A veces se intenta que el “secuestrado” se desplace por sus propios medios a otro lugar que se le indica. Generalmente, esto sucede en el primer estadio del secuestro, es el momento en el que se le advierte de que algo va a pasar allí donde él está y sólo obedeciendo al llamante podrá salvar la vida. Le suelen pedir que se aloje en un hotel cercano y que no se comunique con nadie. Este es el momento en el que contactan con la familia y exigen un rescate, generalmente moderado y que pueda ser pagado con inmediatez. La transacción debe realizarse lo antes posible para que el engaño no se detecte.

Para el éxito de esta modalidad delictiva, el delincuente tiene forzosamente que contar con información de primera mano sobre el objetivo. Una información que haga pensar al otro que ha sido vigilado durante mucho tiempo, que  la amenaza es seria y mortal. Nombres de familiares, direcciónes, planes de trabajo, … datos que en muchas ocasiones se consiguen a través de conocidos y otras mediante las redes sociales. O con seguimientos reales por parte de sus cómplices, práctica de escaso riesgo para ellos.

Además, en Méjico el criminal cuenta con una ventaja adicional: la fama que se han labrado en todo el mundo como franquicia del crimen. Afirman pertenecer a algún cartel de la droga, hacen oir a las familias el ruido de sierras mecánicas que se conectan, hablan de trocear a la víctima, … todo ello prácticas habituales en la realidad de aquel país. Habituales y reales. ¿Cómo no tener miedo? A quien le resulte extraño que alguien pueda obedecer las instrucciones que se le dan a través de un teléfono sin atreverse a salir de su habitación o llamar a la policía, hay que recordarle los métodos de los criminales mejicanos y su difusión masiva a través de internet. Me quedo con la frase del padre de uno de los músicos: “el terror no es virtual, el terror es auténtico”. Esta es la clave del éxito. Cuesta pensar que con colgar el teléfono a las primeras de cambio el secuestro se desactiva, parece demasiado fácil. Y, sin embargo, lo más probable es que después de dos o tres llamadas sin atender, los delincuentes pasen a intentarlo con el siguiente de la lista. Pero el miedo no entiende de estos razonamientos.

– Medidas para evitar un secuestro virtual:

La primera medida eficaz contra este tipo de delitos es la que podríamos predicar también para no ser estafado y es contar con información de primera mano sobre este tipo de incidentes. Sabiendo a lo que nos enfrentamos, tenemos armas para gestionarlo. Esto como primera norma.

¿viaja usted por negocios a zonas no turísticas? Establezca contacto con la embajada o consulado, infórmese de adonde va y obtenga un teléfono al que comunicar de inmediato cualquier incidente en el que se vea envuelto. Tener el número de una de estas instituciones permitirá activar inmediatamente un protocolo de ayuda en caso necesario.

Tercera norma: no sea confiado. Méjico es una tierra amable, así como sus gentes. Los delincuentes son la minoría. Eso mismo hace que sea una maravillosa experiencia pasear por las calles, llenas de vida, y entablar relaciones con sus habitantes. Pero no peque de exceso de confianza. Evite subir a vehículos de desconocidos, incluidos taxis, no alquile vehículos, haga que le transporten y, por supuesto, manténgase alejado de barrios y zonas periféricas siempre que sea posible.

En relación al secuestro virtual, si recibe una llamada amenazante, cuelgue inmediatamente, no de lugar a que el comunicante siga hablando. No está cerca de usted, es más, puede que le llamen desde algún penal donde el delincuente ya se halla preso. Cuelgue y llame inmediatamente a su teléfono de contacto. Bajo ningún concepto interrumpa su comunicación con el mundo exterior ni le entregue su teléfono móvil a nadie, a no ser que sea coaccionado físicamente para ello. El teléfono para usted es su forma de activar la ayuda, para ellos la forma de tenerle secuestrado. Tampoco es recomendable que salga corriendo de donde esté, pueden seguirle, ni monte en el primer taxi que vea intentando huir de la zona, comuníquese y espere ayuda.

En resumen, juegue un papel activo, rompa el pánico, llame a amigos o familiares para que vengan a buscarle. No se deje vencer hasta que no vea frente a usted una amenaza real y cierta.

Son cuatro cosas, lo sé, y son normas generales. La situación puede ser más complicada pero, en cualquier caso, vuelvo a reiterar lo antedicho: no se confíe, prepare su viaje con tiempo, infórmese de adónde va y quién debe recogerle, no haga ostentación de objetos valiosos, pase desapercibido en lo posible y … disfrute de su estancia, que Méjico bien vale una visita.

Click sobre el enlace para ver la noticia: 

http://www.eitb.com/es/videos/detalle/1524600/video-secuestro-virtual–secuestro-delorean/