1980. El turno de escribir la historia.

1980

A veces uno tiene la fortuna  de que alguien se cruce en tu vida por casualidad y que, desde entonces, las cosas adquieran otra perspectiva. También es una suerte que no puedo rechazar el que de este encuentro salgas convertido en mejor persona. Una de estas amistades, amiga a su vez del realizador, me invitó el pasado jueves al estreno del documental titulado 1980, que se adentra en los hechos terroristas sucedidos durante ese año, el de más muertos causados por ETA. Su director, Iñaki Arteta es autor de los largometrajes TRECE ENTRE MIL (2005), nominado a los Goya, EL INFIERNO VASCO (2008) y TESTIGO INVOLUNTARIO. NICOLÁS REDONDO (2012). Cine documental con mayúsculas y documento histórico para recordar.

En 1980, el documental, se nos cuenta  cómo este año contribuyó a afianzar la marca ETA en todo el mundo con casi cien asesinatos, cientos de atentados con explosivos, decenas de secuestros y multitud de atentados fallidos. También se narra cómo las connivencias de ciertos sectores sociales, incluida la iglesia, propició el que se matara más y mejor. Y esto escuece.

Iñaki Arteta tendrá, como ha tenido antes, dificultades para exhibir su obra en ciertos lugares y, de hecho, es una producción financiada por crowfunding, es decir, con la aportación económica y desinteresada de particulares a título personal. Y, sin embargo, su película, así como su coraje, son más que necesarios imprescindibles hoy día, en que parece que se nos olvidan los ochocientos muertos que yacen en los cementerios.

Podemos estar de acuerdo en que todo ha pasado y en que debemos mirar hacia adelante. Pero solo los estúpidos son incapaces de mirar atrás. Los estúpidos y los interesados. Llega el tiempo de escribir la historia de una época tan cercana que ni siquiera ha pasado todavía y, en este intento, se empieza a ver ya una ignominiosa tendencia a olvidar.

Yo me niego a ello. Sentado en la oscuridad de la sala, me reconocí entre las gentes sin compromiso que prefirieron no meterse en nada que les pudiera poner en peligro. Jamás milité en ningún sitio, nunca apoyé a nadie públicamente y me desentendí cobardemente de que había unos asesinos que mataban a la gente que me rodeaba. Vi como expulsaron de aquí a un compañero de universidad porque su padre era guardia civil retirado y viví muy de cerca el asesinato de mi antiguo profesor Jose María Lidón. Y no dije nada. Y como no dije nada entonces, en el cine me puse a llorar como un gilipollas de vergüenza y de rabia y de impotencia. Y cuando se encendieron las luces no podía ni mirar a mi acompañante, así que me dejé guiar por las calles de Bilbao, me bebí tres vinos y un gin tonic y me fui a casa conduciendo medio borracho.

En fin, a lo mejor esto no sirve para nada pero les recomiendo que vayan a ver 1980.

Anuncios

2 Respuestas a “1980. El turno de escribir la historia.

  1. Gracias por la recomendación Cesar, viniendo de ti vere el documental, esperando que nunca se repita esto en españa aunque estemos en el paro los escoltas bienvenido sea.

    • Ahora que es tiempo de escribir la historia, quizá sea el momento de reivindicar la figura del escolta. Se que se ha conformado por ahí una plataforma que está hablando con grupos políticos en Madrid. Ojalá se mueva algo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s