En el punto de mira (otra vez).

Este soy yo, para el que no me conozca

Este soy yo, para el que no me conozca

Dicen que la talla de un hombre se mide por la de sus enemigos y al parecer al que suscribe le han surgido algunos con motivo de sus opiniones en este blog. Bueno, no los llamaría yo enemigos, sino adversarios, que quien como yo se ha visto ante enemigos de verdad, sabe que la palabra nunca hiere de la misma forma que las piedras, las navajas o las balas. Además, si no hubiera querido que nadie opinara en contra, no hubiera empezado este blog, ni participaría en los programas de televisión en los que participo habitualmente.

Me manda David, lector de mis artículos, un comentario con un enlace “por si me están pitando los oídos”, para que vea por donde me llegan los tiros. Lo abro y descubro que alguien, al que no alcanzo a identificar del todo pero que debe de participar en alguna de esas publicaciones anti policía, anti vigilantes y anti todo lo que lleve uniforme, está disgustado por mis palabras. Bajo el título de “Seguridad Privada: dinero nuestro, beneficios suyos”, arremete contra un servidor al que califica de “experto”, entrecomillando la expresión para resaltar seguramente que no lo soy, diciendo que arrimo el ascua a mi sardina, ofreciendo en el centro de formación del que soy fundador, “cursos basados en la normativa para formar a agentes de seguridad en la vigilancia de centros de internamiento”, el primero homologado que se dio en  España, y afeando de paso que se ofreciese en su día un descuento del 25% para vigilantes y escoltas en paro. Y dicen que digo que la seguridad privada es más barata y que todos salen ganando con la medida.

En el siguiente párrafo me critica el que le enmiende la plana al representante de Erne cuando afirmó en una reunión de EUROCOP que los vigilantes eran “guardas jurados disfrazados de policías” y por haber dicho lo que dije, que es lo siguiente: “no hay palabras para describir la mezquindad de quien, partiendo de una causa justa, la defensa de lo público, carga contra un colectivo al que deberían mirar con la admiración que merece quien trabaja sin medios, por la mitad del sueldo que ese señor, realizando muchísimas más horas anuales y sin disponer de prácticamente ninguna estabilidad laboral. Y encima vilipendiados. Además de puta, la cama”. Sí que lo escribí, si, me acuerdo perfectamente. Y me ratifico en ello, por si quedan dudas.

Dice que, si tan malos son los salarios, no es cierto que todos salgan ganando y que solo ganamos Prosegur y yo, como si estuviéramos a la misma altura un centro que no tiene ni secretaria para recibir a los clientes y Prosegur, que factura millones . Qué gran honor. Claro, este señor o señora seguramente tiene trabajo, como lo tengo yo, y se dedica a ser un antisistema de opereta tras salir del curro y tomarse un par de cervecitas con los colegas.

La diferencia entre él y el que escribe es que yo estoy día a día con vigilantes y escoltas que han perdido sus empleos, sus casas, sus familias y cuyas historias, no una, sino más veces, me han hecho llorar en  mi oficina, cuando me quedo a solas. Tragedias terribles a las que no me acostumbro. Historias de alcohol, de suicidios, de abandono, de personas en la frontera de la mendicidad. Historias de la Seguridad Privada de hoy.

Que quede clara mi opinión: La idea de que los vigilantes custodien los centros penitenciarios y dependencias de seguridad me parece que es beneficiosa para fomentar la contratación de muchos agentes privados hoy en desempleo. Me parece también que, en un país que merezca llamarse tal y ser la patria de todos los que en él habitan, dejar abandonados a su suerte a aquellos que con sus vidas protegieron a los políticos de la barbarie terrorista, es una indignidad que me avergüenza como español. Creo también que la seguridad privada es más barata que la pública porque, entre otras cosas, el salario del vigilante es una pura mierda y que eso debería revisarse y pelearse con furia por sindicatos y organizaciones de trabajadores, ya que es otra vergüenza. Y pienso, finalmente, que todos los sindicatos policiales que hoy critican la medida, poco criticaron cuando los vigilantes comenzaron a hacer escoltas a cargos públicos en los años del plomo. Aquellas sí que eran tareas policiales y no oí que las reclamaran para ellos en exclusividad. Al contrario, les vino muy bien que los privados se jugaran la vida en las calles mientras ellos se sentaban, entre otros destinos, en las garitas de las prisiones a vigilar las cámaras y a tomar café.

No creo que haya mucha gente más corporativista que yo en la defensa de la labor policial, ahí están mis escritos, pero de esto a justificar lo injustificable a base de hundir en la miseria al gremio hermano de la seguridad privada va un abismo.

Así que nada, sigo opinando lo mismo, encantado de estar (otra vez) en el punto de mira de algunos y de que mis modestos articulillos se lean, que para eso los escribo. Y, sí, me considero culpable de promocionar cursos con descuentos para compañeros en paro. Ahora ha terminado uno totalmente gratuito. Y al que no le guste, que no mire.

 

Anuncios

2 Respuestas a “En el punto de mira (otra vez).

  1. Si, seguimos en el punto de mira, de periodistas mal informados, sindicatos policiales no muy honestos y la peor propaganda de nuestra profesion con empresas de INSEGURIDAD.
    Cuando se va a publicar la verdad de esta cuestion?, que empresas siempre salen ganando llevandose los contratos con la administracion con la condicion de ser la mas barata y despues estas inmediatamente descolgarse del convenio colectivo.
    Como es posible, pedir tanto a un gremio y para adjudicarse servicios lo que prima es el precio?y aun hay gente que cree que es caro poner seguridad privada?La cuestion es quien se forra por pagar una miseria a agentes de seguridad privada, ya las cosas claras, destapemos la verdad y mucha gente comprenderia muchas cosas de este gremio tan criticado.
    Que hay incompetentes? Pues claro y en la administracion no?todos por opositar en su dia ya son unos buenos profesionales?Al que le gusta su profesion se preocupa por hacerlo cada vez mejor, sea como sea,en el norte, que alli hemos tenido que aprender rapido y de la forma que fuera, entre nosotros nos pasabamos la informacion estrictamente necesaria del vip en cuanto nos enviaban a un servicio nuevo por cualquier causa, para saber de sus rutinas, desplazamientos, reuniones, etc.
    Cosas que eran trabajo de otros( empresa, policia, etc)
    Nosotros eramos la capsula de proteccion, la avanzadilla, la contra y la de informacion, dos ecos para todo, en cualquier capsula publica minimo 8 policias, si me preguntan como es mejor sere sincero, pero no podiamos hacer nada mas sino preocuparnos nosotros mismos para acabar el dia sin ningun incidente.
    No nos deben nada, yo pienso asi, otra cosa es que miraron para otro lado cuando de un dia para otro se nos borro del mapa,asi ya solo se definen ellos mismos.

    Hay que seguir Cesar, intentando que cada vez la gente se canse de mentiras y vea la realidad, la realidad es que cada dia estamos al lado mas cerca del ciudadano y no para detenerlo o identificarlo por que si, como algunos estan diciendo.
    Ahora la gente esta muy indignada, y hay que ponerles demonios enfrente para que deje de preocuparse por lo mas urgente( trabajo, salud, educacion, etc) seguiremos buscandonos la vida como sea y si algunos quieren insultarme como guardia de seguridad disfrazado de policia, que esten tranquilos, no es la primera vez que me insultan, escupen, agreden o me amenazan de muerte( gajes del oficio).

  2. Gracias Cesar, una vez más por la defensa del tan maltratado sector de la Seguridad Privada y de los hombres y mujeres, que nos jugamos la vida, ayer, hoy y si la suerte nos acompaña y la sociedad y su clase política, nos brindan de nuevo la oportunidad, que nadie dude de que sabremos estar a la altura el día de mañana
    Gracias Don Cesar Charro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s