El Alcalde tranquilo

Iñaki Azkuna. El Mejor Alcalde del Mundo.

Iñaki Azkuna. El Mejor Alcalde del Mundo.

En Bilbao se ha muerto un buen tipo. El 20 de marzo, hace cinco días, nos dejaba   el mejor Alcalde del mundo, Iñaki Azkuna. Que una figura política, y más en estas tierras del norte, concite la unanimidad de todo el mundo a la hora de opinar que era hombre de bondad y gran altura tanto humana como política, no es cosa pequeña. Ya se que cuando uno se muere hay tendencia a hablar bien de él, pero el caso del Sr. Azkuna es diferente entre otras cosas porque las expresiones de cariño y apego son sinceras.Un tipo singular.

En lo que a la intención de este blog respecta, el mejor homenaje que se le puede rendir es que habló claro cuando tuvo que hacerlo sobre temas de seguridad, ese pilar de la convivencia ciudadana tan necesario. Tan claro lo hizo, que un día declaró así, con dos cojones, la guerra al navajero. Lo dijo tal cual: “desde ahora, guerra al navajero”. Creo que fue a raíz de algún homicidio por apuñalamiento que hubo en Bilbao. Ahí mandó a parar. Ordenó a la Policía Municipal, su policía y la de todos, hacer cacheos preventivos, decomisar navajas y drogas, reforzar la seguridad en ciertas partes de la ciudad que amenazaban con convertirse en coto de maleantes robándoselas a los vecinos … Y tuvo éxito. Hoy, el Casco Viejo es un lugar delicioso para pasear, se puede andar por cualquier parte y los parques no son, como en otros sitios, de los Latin Kings y peña del estilo. Es lo que pasa cuando se hacen las cosas sin complejos. Es lo que sucede, también, cuando se deja trabajar a los buenos profesionales con los que uno cuenta. Ahí estuvo un poco en plan John Wayne. Salió en la prensa a bombo y platillo, cosechó no pocas críticas de los políticos municipales y él como si nada. Guerra al navajero. Que sacar a pasear un fin de semana una navaja en zona de copas no le parecía normal a Don Iñaki y punto, así que leña, retirada y multa, retirada y multa, retirada y multa. Cosa más fácil … Me pregunto por qué no lo hacen en todos los sitios.

Otra cosa que me impactó fue que cuando una cuadrilla de jovenzuelos magrebíes andaba en malos pasos y él llamó a su despacho al imán de la mezquita de Bilbao y le puso al día para que este, con su autoridad, les metiera en vereda. Como se hacía en los buenos tiempos, que llamaban a tu padre (en este caso espiritual) para que te diera dos hostias él antes de que te las tuviera que dar otro con menos miramientos.

Así era Azkuna, de agarrar el toro por los cuernos y de Bilbao. Dotó de buenos y modernos medios a la Policía Local, que siempre se sintió reconocida y apoyada por su Alcalde, no como en otros municipios de los alrededores y no miro a nadie. Otra cosa es que la gestión de algunos de sus mandos no siempre estuviera a la altura. Pero esa es otra historia.

A lo dicho, que se nos fue un gran hombre. Un personaje que cambió la fisonomía de la ciudad, que la hizo más amable, más habitable y más segura. ¿Que de qué partido era? No sé, no me acuerdo, pero le echaremos de menos.

Ah, y el que tenga pensado morirse que tarde un par de años y ya verá el cambiazo que pega el cielo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s