LOS CAMBIOS DEL PP EN EL MODELO NACIONAL DE SEGURIDAD.

El nuevo año verá cambios radicales en el sistema público de seguridad

El nuevo año verá cambios radicales en el sistema público de seguridad

Acaso nadie se haya dado cuenta todavía, pero asistimos a un cambio integral y radical en el modelo nacional de seguridad. Últimamente recibo muchas consultas sobre tal y cual cuestión de la reforma de la Ley de Seguridad Privada, sobre si es cierto que las faltas van a desaparecer o no del Código Penal o sobre si las multas que se anuncian para la nueva Ley de Seguridad Ciudadana serán definitivas o el gobierno las moderará finalmente.

Para el 2014, presumiblemente, entrarán en vigor las tres reformas: Ley de Seguridad Privada, Código Penal y Ley de Seguridad Ciudadana. O sea, los tres puntales, de cualquier sistema de seguridad estatal. Casi nada.

Con la primera de ellas, se abre la posibilidad de que determinadas competencias, hasta ahora en manos de las fuerzas públicas de seguridad, pasen a poder ser desempeñadas por la seguridad privada como, por ejemplo, prestar servicios en espacios públicos, pudiendo los agentes privados realizar identificaciones y averiguaciones de personalidad con el fin de poner estos datos a disposición policial. El Código Penal, puede acabar prescindiendo de la tipología de las faltas, instaurando la prisión permanente revisable, una especie de cadena perpetua a la europea, con posibilidad de remisión entre los 25 y 35 años, instaurar la custodia de seguridad tras el cumplimiento de penas por determinados delitos,  y la posibilidad del reingreso inmediato en prisión si quien se halla en libertad condicional incumple las condiciones de la misma. Por último, la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana abunda en el tema de las cuantiosas infracciones económicas para escraches, insultos a la policía, vandalismo urbano, etc.

¿Creen que es casualidad? Yo no. La indignación en las calles es tal por lo barato que sale el crimen, por lo poco que cuesta el amedrentamiento de unos pocos a la mayoría y por la falta de civismo que en cuantía de millones de euros tenemos que abonar a escote todos los ciudadanos, que parecería que el gobierno del PP se ha visto obligado a tomar el toro por los cuernos. Todo hay que decirlo, los gobiernos de derechas hacen estas cosas con menos complejos que la izquierda, siempre timorata ante las posibles acusaciones de autoritarismo.

Como digo, estamos ante un rediseño integral de nuestro sistema de seguridad con un cierto deje privatizador. A unos gustará, a otros ya estamos viendo que no. A mi personalmente hay cosas que si, mucho, y otras que no, nada.

Desde luego, lo que no me gusta es que salga lo mismo matar a uno que a cien, que un chaval cuyo equipo de fútbol pierde el domingo la tome con las papeleras y contenedores que yo pago y que una ambulancia, un camión de bomberos, un coche de policía o una pareja de vigilantes sean recibidos a pedradas cuando van a cumplir con su misión en beneficio de la sociedad. A lo mejor las multas son exageradas, igual hay cosas que pueden suponer una merma en el derecho a la libertad de expresión, puede ser y habrá que mirarlo. Pero lo que no puede ser es lo otro.

Miren ustedes, quemar un cajero, insultar a un policía o atacar una ambulancia no son cosas que se hagan por equivocación, ahí existe un dolo, una intencionalidad evidente. Si quieres lo haces y si no, no. Depende exclusivamente de la voluntad de su autor. La pregunta no es si costará mucho o poco, el debate es si se quiere acabar con estas conductas o preferimos, como ahora, ir de guays y que los vándalos sigan campando a sus anchas por encima de toda una sociedad.

Hay quien dice que estas cosas solo pasan en España. Yo creo que no, que pasan en más países. Lo que solo debe pasar aquí es que cuatro gilipollas les saquen la cara y encima tengan asiento en el Congreso cobrando una millonada. Claro, así es fácil. Otra cosa sería si tuvieran una tienda de chucherías y les rompieran los cristales cada vez que pierde el Real Madrid.

Anuncios

4 Respuestas a “LOS CAMBIOS DEL PP EN EL MODELO NACIONAL DE SEGURIDAD.

  1. Gracias Cesar, Utiliza lo que quieras. No es más que la recopilación sintetizada y ordenada de opiniones diversas.
    Será por que soy articulista aficionado y acostumbro a publicar algo en los medios de vez en cuando
    Por cierto, yo también participe en algunos debates de la ETB, en directo y vía telefónica, sobre seguridad ciudadana.
    Si quieres mi opinión o colaboración en no tienes mas que decirlo.
    Un saludo

  2. Tal y como yo lo veo, la dependencia del personal contratado por parte del cliente. Es el mayor obstáculo actualmente para el reconocimiento por decreto en la categoría de agentes de la autoridad. Por trate del personal operativo de la seguridad privada (siempre en el desarrollo de sus funciones).
    Se hace necesaria una lucha en serio contra el intrusismo. Pero no únicamente a nivel operativo. También en la escala de mandos.
    Un mayor control administrativo. Que Incluya el prácticamente inexistente, control al cliente.
    Porque la realidad es, que en las empresas de seguridad contratadas. Su mayor preocupación son las perdidas y las ganancias
    Y como nuestros servicios profesionales son de pago. Utilizan la vieja cita “El cliente siempre tiene la razón” Ordenándonos mirar para otro lado, incluso colaborar con este siempre.
    Incluso aunque se tratarse de actos de dudosa legalidad.
    En el improbable caso de producirse consecuencias legales. Se lavará las manos, alegando desconocimiento o iniciativa propia por nuestra parte. Como sucedió en el caso Madrid Arena
    El día en que un vigilante pueda denunciar una situación de ilegalidad, venga de donde venga. Sin consecuencias sobre su persona. Estaremos en condición de ser autoridad (repito en el desarrollo de nuestras funciones)
    Y seremos vistos por la ciudadanía con respeto y confianza.
    Pero seria necesario contar con un mejor conocimiento de los principios legales. Así como de un necesario respaldo legal y laboral que en la actualidad no se da.
    Entretanto pienso que la actual modificación. Con el reconocimiento de la categoría, solamente cuando se trabaje supervisado directamente por la policía.
    Es la única situación posible.

    • Me parece muy acertado tu punto de vista y con tu permiso utilizare algunos de ellos para un programa de televisión sobe el mundo de la Seguridad Privada que esta preparando una cadena nacional y con el cual estoy colaborando. Muchas gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s