NUEVAS MODALIDADES DELICTIVAS: MÁS SOBRE EL SECUESTRO VIRTUAL.

Entrevista informativos día 9/10/2013. ETB2

Entrevista informativos día 9/10/2013. ETB2

A raiz del secuestro virtual del grupo vasco Delorean en Méjico D.F., todas las alarmas se han disparado. Euskadi es una comunidad con una larga tradición de contactos empresariales y de negocios con Méjico y muchos ciudadanos vascos viajan habitualmente a aquel país por razones de trabajo. También exportamos allá muchos turistas. Por lo tanto, la preocupación es lógica.

En el anterior artículo ya expliqué en qué consistía esta modalidad delictiva que nosotros conocemos ahora por un caso puntual pero que allí lleva tiempo siendo una práctica bastante habitual. También adjunté el enlace a mi intervención telefónica en el programa televisivo SIN IR MÁS LEJOS, de ETB2, en el que se me entrevistaba sobre el particular. Esto fue el martes, día 8, cuando se supo que el grupo musical había sido secuestrado y ya teníamos noticias de su feliz liberación.

El día siguiente fue frenético para mi. La redacción de los informativos de la misma cadena, así como otros medios de prensa escrita, acudieron a nuestras oficinas para recabar más información y grabar una nueva intervención, en la que nos solicitaron consejos para no caer en las redes de este tipo de delincuencia, información que fue difundida en los noticiarios de las 14, las 15 y las 21 horas. Por la tarde, volví a ser invitado a SIN IR MÁS LEJOS, esta vez ya de cuerpo presente, donde se volvió a tratar el tema, conociéndose ya  información más detallada sobre las circunstancias del secuestro del grupo vasco. En el programa intervino, en un testimonio impactante, el padre de uno de los músicos, aún presa del terror por la experiencia vivida, así como el máximo responsable de la Ertzaintza, cuerpo policial que, junto al Cuerpo Nacional de Policía en colaboración con la INTERPOL tuvieron parte activa en la resolución del secuestro. Sin embargo, quizás lo más destacable, al menos para un servidor, fue el colapso de la centralita por llamadas de padres de jóvenes que se hallan en Méjico con programas de estudios de postgrado, haciendo prácticas en empresas o, simplemente, de vacaciones. La preocupación rayaba, a esas alturas del programa, la paranoia. Para frenar en lo posible la psicosis creada y, sobre todo, para poner un punto de objetividad en este tema, es por lo que a continuación explicaré qué es el secuestro virtual y cómo afrontarlo. No pretendo sentar cátedra sobre el tema, cada cual puede hacer lo que quiera. Tomen mis consejos como los de un amigo, un amigo que se ha movido y se mueve por aquellas tierras y por otros países del cono sur americano y que sabe un poco de lo que habla. Y luego, repito, hagan lo que les parezca.

– Qué es un secuestro virtual: 

El secuestro virtual es un juego mental, un macabro juego. Esto es lo principal. Consiste en hacer creer a la víctima que está siendo secuestrada, que corre un peligro inminente de muerte si no obedece las instrucciones que se le dan a través del teléfono. Es un juego de sugestión. Tan es así que el contacto físico o visual con los secuestradores no suele existir o, si existe, es puntual, el justo para que la víctima tenga una referencia física, luego desaparecerá. Es curioso saber que el “secuestrador” con el que estás hablando muchas veces está en la cárcel. Sí, como lo leen. Es un preso que ha conseguido un móvil y, en colaboración con compinches en el exterior, tiene todo el tiempo del mundo para hacer llamadas y llamadas hasta que alguien muerda el anzuelo.

La idea es tener a la víctima el máximo tiempo posible al teléfono para que nadie pueda comunicarse con ella. O hacer que lo destruya o lo entregue. A veces se intenta que el “secuestrado” se desplace por sus propios medios a otro lugar que se le indica. Generalmente, esto sucede en el primer estadio del secuestro, es el momento en el que se le advierte de que algo va a pasar allí donde él está y sólo obedeciendo al llamante podrá salvar la vida. Le suelen pedir que se aloje en un hotel cercano y que no se comunique con nadie. Este es el momento en el que contactan con la familia y exigen un rescate, generalmente moderado y que pueda ser pagado con inmediatez. La transacción debe realizarse lo antes posible para que el engaño no se detecte.

Para el éxito de esta modalidad delictiva, el delincuente tiene forzosamente que contar con información de primera mano sobre el objetivo. Una información que haga pensar al otro que ha sido vigilado durante mucho tiempo, que  la amenaza es seria y mortal. Nombres de familiares, direcciónes, planes de trabajo, … datos que en muchas ocasiones se consiguen a través de conocidos y otras mediante las redes sociales. O con seguimientos reales por parte de sus cómplices, práctica de escaso riesgo para ellos.

Además, en Méjico el criminal cuenta con una ventaja adicional: la fama que se han labrado en todo el mundo como franquicia del crimen. Afirman pertenecer a algún cartel de la droga, hacen oir a las familias el ruido de sierras mecánicas que se conectan, hablan de trocear a la víctima, … todo ello prácticas habituales en la realidad de aquel país. Habituales y reales. ¿Cómo no tener miedo? A quien le resulte extraño que alguien pueda obedecer las instrucciones que se le dan a través de un teléfono sin atreverse a salir de su habitación o llamar a la policía, hay que recordarle los métodos de los criminales mejicanos y su difusión masiva a través de internet. Me quedo con la frase del padre de uno de los músicos: “el terror no es virtual, el terror es auténtico”. Esta es la clave del éxito. Cuesta pensar que con colgar el teléfono a las primeras de cambio el secuestro se desactiva, parece demasiado fácil. Y, sin embargo, lo más probable es que después de dos o tres llamadas sin atender, los delincuentes pasen a intentarlo con el siguiente de la lista. Pero el miedo no entiende de estos razonamientos.

– Medidas para evitar un secuestro virtual:

La primera medida eficaz contra este tipo de delitos es la que podríamos predicar también para no ser estafado y es contar con información de primera mano sobre este tipo de incidentes. Sabiendo a lo que nos enfrentamos, tenemos armas para gestionarlo. Esto como primera norma.

¿viaja usted por negocios a zonas no turísticas? Establezca contacto con la embajada o consulado, infórmese de adonde va y obtenga un teléfono al que comunicar de inmediato cualquier incidente en el que se vea envuelto. Tener el número de una de estas instituciones permitirá activar inmediatamente un protocolo de ayuda en caso necesario.

Tercera norma: no sea confiado. Méjico es una tierra amable, así como sus gentes. Los delincuentes son la minoría. Eso mismo hace que sea una maravillosa experiencia pasear por las calles, llenas de vida, y entablar relaciones con sus habitantes. Pero no peque de exceso de confianza. Evite subir a vehículos de desconocidos, incluidos taxis, no alquile vehículos, haga que le transporten y, por supuesto, manténgase alejado de barrios y zonas periféricas siempre que sea posible.

En relación al secuestro virtual, si recibe una llamada amenazante, cuelgue inmediatamente, no de lugar a que el comunicante siga hablando. No está cerca de usted, es más, puede que le llamen desde algún penal donde el delincuente ya se halla preso. Cuelgue y llame inmediatamente a su teléfono de contacto. Bajo ningún concepto interrumpa su comunicación con el mundo exterior ni le entregue su teléfono móvil a nadie, a no ser que sea coaccionado físicamente para ello. El teléfono para usted es su forma de activar la ayuda, para ellos la forma de tenerle secuestrado. Tampoco es recomendable que salga corriendo de donde esté, pueden seguirle, ni monte en el primer taxi que vea intentando huir de la zona, comuníquese y espere ayuda.

En resumen, juegue un papel activo, rompa el pánico, llame a amigos o familiares para que vengan a buscarle. No se deje vencer hasta que no vea frente a usted una amenaza real y cierta.

Son cuatro cosas, lo sé, y son normas generales. La situación puede ser más complicada pero, en cualquier caso, vuelvo a reiterar lo antedicho: no se confíe, prepare su viaje con tiempo, infórmese de adónde va y quién debe recogerle, no haga ostentación de objetos valiosos, pase desapercibido en lo posible y … disfrute de su estancia, que Méjico bien vale una visita.

Click sobre el enlace para ver la noticia: 

http://www.eitb.com/es/videos/detalle/1524600/video-secuestro-virtual–secuestro-delorean/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s