EL DISCRETO ENCANTO DEL PSICÓPATA.

Imagen de archivo de Juan Carlos Aguilar

Imagen de archivo de Juan Carlos Aguilar

Juan Carlos Aguilar era un tipo de esos que solo pueden darse en Bilbao. Propenso a la exageración, le dio por probar con el kung fu cuando aquí no pasábamos de creer que aquello era el nombre de un chino que buscaba a su hermano en el oeste americano y llegó a ser de los pocos europeos, el único español, en ingresar en un monasterio de monjes shaolin y salir de allí convertido en uno de ellos de pleno derecho. Con dos cojones. Su dominio de este arte marcial era espectacular y muchos bilbaínos le hemos visto en televisión doblando lanzas con el gaznate o colocando golpes con precisión quirúrgica. Observándolo, te dabas cuenta de que en sus habilidades anidaba una peligrosa letalidad contenida y reorientada por la espiritualidad budista y su ideario de paz. Transmitía sosiego en el trato y sabiduría ancestral solo al alcance de quien ha pasado años aislado del mundo en las montañas del Tibet dedicado a la oración, la meditación y la preparación para el combate. A todos caía bien y era muy apreciado en su comunidad.

El domingo, sin embargo, fue sorprendido con una prostituta amordazada y medio muerta en un cuchitril de su gimnasio y, según parece, se ha confesado autor de la muerte de otra cuyos huesos puede que sean los que han aparecido bajo el tatami del local. La  Ertzaintza lleva días buscando restos por toda la ciudad, incluida la ría de la que una vez, según la canción, se quedó prendado un inglés que vino a Bilbao.

Parece que Juan Carlos Aguilar puede pasar más a la historia como psicópata asesino en serie que como shaolin. Sorprende el modus operandi, más propio del silencio de los corderos que del mundo de las artes marciales, pues la pobre víctima estaba maniatada con bridas, amordazada y había sido estrangulada hasta el borde de la muerte. La otra presunta víctima habría sido, además, descuartizada y sus restos esparcidos. Ambas eran prostitutas africanas  y este es un rasgo típicamente psicópata, o sea, inteligente: elegir a alguien con quien nada te relaciona y que tampoco va a ser echada de menos. ¿Qué ha pasado por la cabeza de este hombre para cometer estos horribles crímenes? No falta quien, sin tener idea ni remota de lo que son las artes marciales, diagnostica que se le ha ido la olla de tanto entrenamiento, tanto zen y tanta mandanga. Otros lo veían venir porque les parecía un tipo raro. En fin, como siempre, vistos los huevos al toro, macho. No sé, me imagino que el caso será objeto de estudio, científico y de bar, de los dos. Estaremos al tanto de las conclusiones. De momento nos queda alegrarnos porque se entregara pacíficamente sin hacer uso de su panoplia de golpes mortales contra los agentes que acudieron a detenerle. Mi alumno Javier, entre tanto, está razonablemente preocupado porque se comenta que acaso termine en el psiquiátrico donde trabaja su mujer. Y de paso me pide que agilice lo de su inclusión en la bolsa de empleo del centro porque lleva meses sin trabajar. Ya ven, la vida sigue y cada loco con su tema. Nunca mejor dicho.

Por si quisieran leer algo en sus ratos libres sobre asesinos psicópatas, les dejo el siguiente enlace:   Psicópatas y asesinos en serie

Anuncios

3 Respuestas a “EL DISCRETO ENCANTO DEL PSICÓPATA.

  1. yo me pregunto, que si esta persona lleva 30 años en el negocio, intervenciones en tv, (vestido de shaolín), entrenamientos a ertzainak ¿cómo puede ser que nadie se haya dado cuenta de que era un farsante? ¿ Han tenido que morir dos personas (o más) para que se den cuenta de ello? ¿ O, es que, al saberse asesino se quieren desvincular y lo tratan de farsante? ¿por qué siempre tiene que haber tragedias para que se reaccione?

  2. La verdad es que cada vez que aparece un criminal en serie se depiertan todas las alarmas de una sociedad.

  3. este psicopata tiene que pagar por lo que echo seguro que hay munchas mas vitima nadia tiene la culpa por elli tener canci es frio e calculista es uno muenstro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s