TURISMO EN ACAPULCO, VIAJE AL CORAZÓN DE LAS TINIEBLAS.

Página del Ministerio de Asuntos Exteriores: www.maec.es

Página del Ministerio de Asuntos Exteriores: http://www.maec.es

Cojo prestado el título de la mejor novela de Joseph Conrad y, posiblemente, una de las más conmovedoras obras sobre viajes que se han escrito. En ella,  a través de sus protagonistas, se nos muestra el horror que subyace en lo más profundo del continente africano (hablamos del siglo XIX) y cómo va afectando a los viajeros que se adentran en él. La película Apocalyse Now se inspira en esta obra para dar vida al personaje atormentado que encarna Marlon Brando.

Viajar es siempre un placer unido a la aventura. Y la aventura lo es porque puede salir mal. Si regresas de una pieza tendrás un recuerdo de una enorme intensidad que te acompañará para siempre; si sale mal … también.

A seis chicas españolas les ha salido mal en Acapulco. La sociedad española está horrorizada con la violación masiva cometida en un paradisiaco hotel de aquella zona pero acaso debamos preguntarnos si merece la pena viajar a un país donde el Estado es claramente incapaz de garantizar la seguridad y donde a poco que nos informemos llegaremos a la conclusión que el turista siempre es carne fresca para obtener dinero, extorsionar al gobierno, … Porque nuestro gobierno en caso de secuestro paga. Y muy bien.

No digo yo que haga mal, digo que paga. Y que eso nos hace ser apetecibles para las mafias de medio mundo. Y digo también que, por ser esto así, corremos peligro en determinados destinos, ya sea de América del Sur, Asia o África.

Hace años desaparecieron dos chicas españolas viajando a pie desde la ciudadela de Machu Pichu hasta el pueblo cercano. Sus cuerpos aún no han aparecido. Ese trayecto es una preciosa caminata entre valles y montañas que sobrecogen a uno. Una maravilla. Pero peligrosa si se hace en solitario e incluso en autobús, ya que más de uno se ha despeñado por aquellos barrancos con todos los viajeros dentro. Es una aventura, ya lo digo, hermosísima. Si no te pasa nada.

Como nuestro trabajo en seguridad es analizar la casuística, los hechos, lo que ha pasado para intentar que no vuelva a darse, creo que hay que recomendar a los turistas que, además de fiarse de la agencia de viajes que le vende el billete  y que siempre asegura que todo está bien, se informen. El Ministerio de Exteriores tiene una página web donde el viajero puede hacerlo. Háganlo. Y si no les vale el consejo les diré algo que les va a parecer cruel pero, créanme, es absolutamente cierto: en la mentalidad de allí, lo de estas chicas ha sido una cosa menor, un divertimento de delincuentes de poca monta. No tendría ninguna repercusión mediática si las víctimas no fueran extranjeras. Allá en Juárez, en Monterrey  y en otras ciudades esto pasa todos los días con la diferencia de que las chicas suelen aparecer mutiladas y muertas. Dentro de la desgracia, las españolas han tenido suerte.

Una vez le pregunté a un policía federal mexicano por el respeto a los derechos humanos en su país y me contestó con deje de película de Cantiflas: ” y bueno… allá son orientativoooos”. ¿Qué se puede esperar de un país así? Eso si, las puestas de sol son inolvidables.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s